PELUQUERIA GENY

1984


En la prehistoria para recortar el pelo se usaban lascas (piedras planas y cortantes que también eran utilizadas para cortar alimentos o crear flechas).


Los egipcios por regla general, se pelaban la cabeza, a excepción de los sacerdotes y la élite egipcia. Las pelucas tuvieron su auge en esta época. Además, se peinaban de diferentes modos y utilizaban los primeros tintes de pelo naturales como la henna que les permitió obtener colores rojizos y caobas.


Las tijeras tal como las concebimos hoy, no se inventaron hasta el siglo XIV.


En Grecia fue la primera vez que aparecieron  las escuelas de peluquería. Sin embargo, eran los esclavos los encargados de mantener lo más hermosamente posible esas cabezas, tan pensantes como coquetas.


En Roma se realizaron muchas pruebas para aclarar el tono del pelo debido a que las mujeres querían imitar a las cautivas que trajo Julio César de las Galias, quienes lucían unos hermosos cabellos rubios.


En la Edad Media existía la costumbre de usar túnicas que cubrieran totalmente la cabeza, lo que también impidió un desarrollo considerable de la peluquería en esa época.


En el Renacimiento el gusto por el pelo rojo, se extiende sorprendentemente fuera de Italia. Para conseguir ese tono se realizaban mezclas de sulfuro negro, miel y alumbre. Luego, los cabellos eran expuestos al sol para que actuara la mezcla sobre los mismos.


En los siglos Siglos XVII y XVIII e imponen las famosas pelucas blancas, con una mezcla de talco y almidón, estas pelucas se empolvaban para que lucieran lo más blancas posibles, y para enrularlas, los peluqueros enrollaban sus mechas en cilindros que calentaban en hornos de panadería. Así nace la permanente en caliente.


Truefitt & Hill, es la primera barbería (como las conocemos hoy en día) del mundo. Fundada en 1805 en Londres, Inglaterra por William Francis Truefitt.3​ Actualmente, además de barbería profesional, es una marca de lujo que fabrica cremas de afeitar, aftershaves y fragancias para caballeros de clase alta.


En el siglo XIX se utiliza el agua oxigenada para el tinte de cabello que es  mucho menos agresiva de lo que se venía usando desde los antiguos griegos y los peluqueros incrementan las visitas a domiclio, como forma de trabajo.

Correo
Llamada
Instagram